Tlf. 94.441.83.93 - HURTADO AMÉZAGA 27, 2º. PLAZA ZABALBURU. BILBAO zutikzentroa@gmail.com

Ya estamos en Septiembre. Decidimos que es hora de cambiar nuestra alimentación y ponernos a régimen para librarnos de los excesos del verano. Elegimos la dieta que creemos que se ajusta mejor a nuestro estilo de vida (o a lo mejor la que he oído que está de moda esta temporada…) y allá vamos, con la mejor de nuestras intenciones: “esta vez sí que va a funcionar”. Me compro el último libro de “Smoothies detox”, elimino de mi despensa todos los alimentos “prohibidos” y la lleno de productos sanos y “super-alimentos” y establezco el plan de acción que va a hacer que por fin consiga ese cuerpo que siempre he querido.

Y de repente, a la de unas semanas, quizá un par de meses, vuelvo a mis hábitos de siempre: “siempre la misma historia; ¿qué me pasa?”. A pesar de todas nuestras buenas intenciones, cuando se trata de adoptar nuevos hábitos alimenticios a largo plazo la cuestión está en tu mente, no en tu boca. Así que hasta que no se produzca un cambio mental, no importa cuántas dietas se empiecen, es fácil que vuelvan los mismos hábitos de siempre.

¿Cómo romper este círculo vicioso? Lo más beneficioso es aplicar el sentido común y entender que somos seres humanos que no sólo comemos por supervivencia. Las emociones, el nivel de estrés, la bioquímica de nuestro cuerpo (hormonas del hambre y la saciedad entre otras), los hábitos de sueño y demás factores, juegan un papel muy importante a la hora decidir qué y cuanto comer.

Para cambiar nuestros hábitos alimenticios, tenemos que cambiar nuestros hábitos de vida en general, observar qué impulsos nos dominan y, con constancia, paciencia y grandes dosis de cariño hacia nosotros mismos, ir avanzando hacia nuestro objetivo final: sentirnos a gusto con nuestros cuerpos.

Para empezar por algo sencillo te propongo un primer cambio: en lugar de pensar que para “ponernos a dieta” tenemos que eliminar todos aquellos alimentos que nos gusta comer, vamos a enfocarnos en buscar “sustitutos razonables”.

Si quieres cambiar hacia una dieta más saludable y que te haga sentir mejor, Zutik puede ayudarte en este viaje, ¡llámanos!

 

Autora del artículo: Laura Lángara, bioquímica y asesora nutricional.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR